Licencia Creative Commons

Síguenos

Buscador

lunes, 14 de noviembre de 2011

Blas de Lezo y Olavarrieta





Cada vez que visito Londres siento envidia por la manera en la que los ingleses tratan a su historia. Quizás a veces la falsean demasiado exagerando sus heroicidades, y realmente pienso que su historia como nación vencedora empezó alrededor del siglo XVI y XVII y no es la más brillante. Pero supieron perder sus posesiones y mantener su posición en el mundo.
Y ahí está la Abadía de Westminster con Darwin, Newton, Händel, Lewis Carrol, El soldado desconocido, los reyes de inglaterra, la silla del trono...; ahí está Trafalgar Square, el monumento al almirante Nelson, el monumento a las mujeres de la II Guerra Mundial...

Nosotros fuimos una de las mayores potencias mundiales (si no la mayor) desde el siglo XV al XVIII y sin embargo no respetamos nuestra propia historia. Quizás se deba a la leyenda negra española, pero lo cierto es que en nuestro pais no hay memoria. No nos orgullecen nuestros héroes ni sus gestas o al menos no hemos sabido honrarles dedicándoles plazas y monumentos de forma que todos los ciudadanos conozcan su historia. Imaginad que Carlos I o Felipe II fuesen ingleses; estoy seguro de que tendrían plazas dedicadas en el centro de Londres,  series de Tv, películas, historietas truculentas para contar en la Torre de Londres...

Aquí tenemos un ejemplo. Blas de Lezo (1689-1741), conocido también como Almirante patapalo o mediohombre. Marino que aseguró el dominio naval español hasta la batalla de Trafalgar. El hombre que venció a la mayor flota de la historia hasta el desembarco de normandía (sí, era mayor que la Gran Armada de Felipe II). Con sólo seis navíos, 2.830 hombres y mucha imaginación, Blas de Lezo derrotó a Vernon, que traía 180 navíos y casi 25.000 hombres.

 La flota inglesa, la agrupación de buques de guerra más grande que hasta entonces había surcado los mares (2.000 cañones dispuestos en 186 barcos, entre navíos de guerra, fragatas, brulotes y buques de transporte, y 23.600 combatientes entre marinos, soldados y esclavos negros macheteros de Jamaica, más 4.000 reclutas de Virginia bajo las órdenes de Lawrence Washington, medio hermano del futuro libertador George Washington), superaba en más de 60 navíos a la Gran Armada de Felipe II. Para hacerse idea del mérito estratégico de la victoria, baste decir que las defensas de Cartagena no pasaban de 3.000 hombres entre tropa regular, milicianos, 600 indios flecheros traídos del interior, más la marinería y tropa de desembarco de los seis únicos navíos de guerra de los que disponía la ciudad: Galicia, que era la nave Capitana, San Felipe, San Carlos, África, Dragón y Conquistador. Blas de Lezo, sin embargo, contaba con la experiencia de 22 batallas. El sitio de Cartagena de Indias fue una gran victoria con una enorme desproporción entre los dos bandos.

Humillados por la derrota, los ingleses ocultaron monedas y medallas grabadas con anterioridad para celebrar la victoria que nunca llegó. Tan convencidos estaban de la derrota de Cartagena que pusieron medallas en circulación que decían en su anverso: «Los héroes británicos tomaron Cartagena el 1 de abril de 1741» y «El orgullo español humillado por Vernon»

Fue tal la derrota que el Rey de Inglaterra, Jorge II prohibió hablar de ella o que se escribieran crónicas alusivas al hecho, como si nunca hubiese ocurrido. Mientras en su retiro, el almirante Vernon se alejaba de la bahía con su armada destrozada le gritaba al viento una frase: «God damn you, Lezo!» (¡Que Dios te maldiga Lezo!). En respuesta escrita a Vernon, Blas de Lezo pronunció la inmortal frase:
«Para venir a Cartagena es necesario que el rey de Inglaterra construya otra escuadra mayor, porque ésta sólo ha quedado para conducir carbón de Irlanda a Londres, lo cual les hubiera sido mejor que emprender una conquista que no pueden conseguir.»

Pero mejor que yo y que la wikipedia os lo explica el Maestro Cebrián en un pasaje de la historia de su programa de Onda Cero "La Rosa de los Vientos". 


 
Si no se descarga automáticamente pulsa sobre el enlace con el botón derecho del ratón y selecciona "guardar destino/enlace como..."

————————

Fe de Erratas:

Es posible que esta entrada albergue algún error histórico referido a fechas o nombres. Si es así, ruego que me lo notifiquéis para dar fe del error. Muchas gracias por vuestra colaboración


————————

Más información:


————————

1 comentarios:

La historia no tanto se niega a revelar como venció Blas de Lezo a la Corporación Británica, sino que, aún se niega a confesar verdaderamente que fue lo que venció o retardó Blas de Lezo en la historia. Pero, hoy nos podemos dar cuenta del poder supranacional de los masones y su plan de monopolización mundial; ellos, en todos estos siglos se han encargado de la dirección de la gran fábrica de mentiras ideológicas; con el fin de producir armas, guerras, guerrillas, préstamos, pobreza, mercado negro, expropiaciones, saqueos, etc... Solo para que en todo el mundo domine la razón de la Corporación Británica.
Ellos, en Cartagena de Indias, con la segunda flota naval más grande conocida hasta ahora en la historia, pretendieron instaurar el inicio de su soberanía y lengua mundial, y a la vez, vengarse del terror de sus piratas y saqueadores; pero resultó que si no se “viengan” a Jamaica, Blas de Leso los mata a todos.
La dirección masónica mundial preparó ese escenario de desamparo y traición en Cartagena de Indias, para adueñarse de América e humillar a Blas de Leso, pero salieron trasquilados. Décadas después, cuando vencieron a Napoleón Bonaparte, en Trafalgar y Waterloo, profundizaron el cuento de las falsas independencias americanas, para que creyéramos que en América, somos libres, y no los volviese a espantar otro Blas de Leso.
http://www.lucasblancoacosta.com/medio-hombre.php

Publicar un comentario