Licencia Creative Commons

Síguenos

Buscador

jueves, 24 de noviembre de 2011

Pecunia non olet



Entre el año 69 y 79 dc Roma fue dirigida por Vespasiano (9-79 dc), emperador que sucedió a Nerón e instauró la Dinastía Flavia en Roma.

Su reinado destaca por el programa de reformas financieras que promovió, tan necesario tras la caída de la Dinastía Julio-Claudia, su exitosa campaña en Judea y sus ambiciosos proyectos de construcción como el Anfiteatro Flavio, conocido popularmente como el Coliseo Romano.
Tras su muerte el 23 de junio de 79 fue sucedido en el trono por su hijo mayor, Tito.

Pero la construcción del Coliseo (que finalizaría Tito en el 80 dc) y la recuperación económica tras el despilfarro de Nerón y predecesores suponía una pesada carga para las arcas de Roma. Para sobrellevarla se le ocurrió instaurar un impuesto sobre la orina. Se trataba de gravar la recogida de orina en las letrinas públicas pues ésta se reciclaba con múltiples utilidades.

Sin embargo, en la sociedad de la época esta medida encontró detractores, entre ellos el futuro emperador Tito al que no le parecía digno y le comentó a su padre su disconformidad con el gravamen.
Vespasiano, con cara de sorprendido, acercó unas monedas obtenidas del primer pago de este impuesto al rostro de Tito y le preguntó si le molestaba el olor.
Tito respondió que no, lo que dió lugar a que el emperador pronunciase la inmortal frase:

- Pecunia non olet (El dinero no huele)

Extracto de la versión de Suetonio:
"En la antigua Roma curtidores y bataneros utilizaban la orina en sus oficios, ya que es un potente blanqueador (por cierto, se utilizaba también para blanquear los dientes, y no sólo la orina propia) y quita las manchas de grasa. Pues bien, Vespasiano gravó con un impuesto a estos profesionales para permitirles depositar recipientes a las entradas de los urinarios públicos y vaciarlos después.
Su hijo Tito (Livio) se lo reprochó, pero Vespasiano le puso ante las narices la suma que había obtenido del primer pago de este impuesto y le preguntó si le desagradaba el olor; y al responder Tito que no, replicó: "Pues ha salido de la orina"
(Suetonio: "Vida de los doce Césares", VIII. Cap. 23, 3)
Como podemos comprobar, a los gobernantes de hace 2000 años les gustaba el dinero tanto como los actuales, aunque provenga de medios "poco éticos".

Como curiosidad leo en este blog (http://enroquedeciencia.blogspot.com/2008/01/pecunia-non-olet.html) que sí que huele pero no por sí mismo sino que al ponerlo en contacto con la piel se produce una reacción química que genera ese olor metálico característico.



————————

Fe de Erratas:

Es posible que esta entrada albergue algún error histórico referido a fechas o nombres. Si es así, ruego que me lo notifiquéis para dar fe del error. Muchas gracias por vuestra colaboración


————————

Más información:
http://www.citas-latinas.com.ar
Vespasiano en Wikipedia

Imagen: Wikimedia Commons

————————

3 comentarios:

Cuanto podemos aprender de la historia. :-)

Valora en upnews.es: Entre el año 69 y 79 dc Roma fue dirigida por Vespasiano (9-79 dc), emperador que sucedió a Nerón e instauró la Dinastía Flavia en Roma...

Muy acertado el artículo.Y aunque nos separan 1000 años,vemos que los políticos siguen siendo los mismos,vestidos de otra forma.Y es cierto aquello de que el dinero no tiene ni olor ni color.

Gracias por los comentarios y por subirlo a upnews.es; en estas cosas no está bien visto subirse siempre uno mismo...

Publicar un comentario